18 de maig 2016

Historia de las Alpargatas / Espadrilles

  


Explicar la historia de la alpargata es remontarse al origen de la humanidad. Quien sabe si los egipcios con su amplia variedad de sandalias  de piel, metales y también fibras vegetales como el papiro fueron los precursores de este calzado o quizás los indios de Oregon ya que existen sandalias fechadas alrededor de 7000 años,

En un principio, el calzado era muy sencillo, apenas una suela atada al pie o al tobillo. Las sandalias fueron el primer calzado producido manualmente por el hombre y todas las civilizaciones han dado su propia versión, egipcios, asirios, persas, fenicios usaban sandalias con suelas de hoja vegetal sostenidas por tiras. Las antiguas ojotas vieron la luz en Oriente y también las usaron los pueblos precolombinos en América. Era común caminar descalzo y llevar las sandalias colgadas utilizándolas sólo cuando fuera necesario.  No hay que olvidar los Hititas. En un texto que se conserva referido al Dios Telipinu existe una clara referencia a que cada pié tiene que tener su forma; quizás fueron los primeros fabricantes de zapatos con pie derecho y pié izquierdo. En España la alpargata más antigua que se conserva está  en el museo arqueológico de Granada  donde se encontraron estas sandalias de esparto en la Cueva de los Murciélagos, Albuñol, datada entre los años 3.500 y 2.700 a.C años. .Este calzado ligero, hecho de cuerda trenzada y de lona, es originaria de España. Ya en el siglo XIII fue llevada por los soldados a pie del rey de Aragón. El nombre « alpargata » viene de la palabra « esparto », una clase de yute utilizado originalmente para fabricar las suelas.
Las primeras documentaciones sobre las alpargatas datan del siglo XIV, siendo el primero de ellos un documento redactado en catalán del año 1322 donde describe las "Espardenyes" o alpargatas. Unos siglos después, los misioneros Jesuitas, que buscaban un calzado cómodo para las largas jornadas, reintrodujeron las alpargatas en América, donde poco a poco fueron siendo usadas por los trabajadores rurales.

En el siglo XVIII, la fabricación de la alpargatas empezó con más fuerza y ya se ha quedado como un calzado de referencia con diseños de lo más sofisticado de grandes modistos. La innegable apariencia de pobreza que significa ver a alguien sin zapatos hizo que el hombre buscase una forma de vestir el pié a bajo coste. Se utilizó como materia prima el esparto, abundante en nuestro clima mediterráneo o la fibra del cáñamo. Podemos pensar que todas las regiones del sur de Francia, norte de Cataluña o País Basco empezaron a fabricarlas al mismo tiempo. Si podria creer que la guerra civil con la inmensa miseria que asoló España hizo crecer otra vez la fabricación de este calzado que de todas maneras se había seguido fabricando ininterrumpidamente desde el siglo XVIII.






Actualmente la firma Toni Pons de Girona nos ofrecen la máxima calidad en diseño e innovación  representado nuestro país en todo el mundo. Sus modelos siguen la tendencia actual en calzado .